La Superintendencia de Pensiones informó este jueves que 2,4 millones de personas han solicitado el llamado bono “saldo cero” impulsado por el Gobierno, de hasta 200.000 pesos y con cargo enteramente financiado por el Estado, y un 57,4 por ciento ya cuenta con los recursos pagados.

Desde que el pasado 18 de mayo comenzó la recepción de las solicitudes de quienes buscan acceder al beneficio de cargo fiscal, un total de 2.420.139 afiliados y beneficiarios habían ingresado sus trámites con éxito, de un universo de 3,5 millones de personas que califican para el aporte fiscal.

Hasta las 17.00 horas de ayer, las administradoras de fondos de pensiones reportaban 358 millones de dólares en desembolsos entre 1.389.911 personas.

La nueva Ley N° 21.339, que fue publicada el 8 de mayo pasado en el Diario Oficial, contempla la entrega de beneficios según dos criterios: quienes como consecuencia de los retiros de fondos hayan quedado con saldo cero en sus cuentas obligatorias en algún momento entre el 30 de julio de 2020 y el 31 de marzo de 2021, pero que además registrasen un saldo inferior a 200.000 pesos al 31 de marzo; y quienes al 1 de enero de 2021 se encontraran afiliados al sistema y, además, en sus cuentas de ahorro obligatorio registrasen al 31 de marzo de 2021 un saldo positivo, pero inferior a 200.000 pesos. En este caso, el beneficio se entregará hayan o no retirado fondos.

Además, ayer realizaron el envío a la Tesorería General de la República (TGR) de la tercera nómina de 184.765 potenciales beneficiarios del bono. De esta lista, 183.600 ya fueron aceptados para recibir los recursos, los cuales en este caso implicarán 40,3 millones de dólares.

Las administradoras seguirán efectuando los pagos a los afiliados y beneficiarios que tienen derecho al bono. Para eso, la Superintendencia reiteró que ha instruido que los recursos transferidos por la TGR sean depositados en cuentas corrientes bancarias para evitar fluctuaciones en los valores. De esta forma, se asegura la transferencia íntegra del valor del bono a las personas.

El ente regulador, además, recomienda a la ciudadanía revisar con frecuencia los movimientos y saldos de las cuentas previsionales. Asimismo, insiste en la importancia de estar alerta a mensajes de correo electrónico, SMS o redes sociales en que se solicita hace clic en enlaces o se pide entregar datos confidenciales, ya que puede tratarse de una estafa.

Si la persona quiere retirar el bono, tendrá un plazo de 365 días desde que fue publicada la ley en el Diario Oficial, es decir, hasta el 8 de mayo de 2022.

En cuanto a las medidas de retención de este aporte por concepto de pensiones alimenticias adeudadas, liquidación de la deuda y su respectivo pago al alimentario, así como de subrogación del afiliado o beneficiario de pensión para efectos de solicitar su retiro, las AFP deberán acogerse a lo que resuelvan los tribunales de Familia.

Fuente: http://www.cooperativa.cl