El pasado 22 de agosto, en Córdoba, murió el denominado “paciente cero” de la variante Delta en Argentina, quien fue el primer diagnosticado con la cepa en el país transandino y causó un brote de contagios.

De acuerdo a la información entregada por Clarin, se trata de un hombre de 62 años, de nacionalidad boliviana, que había viajado a Perú y tras su regreso a Argentina, manifestó graves síntomas de la enfermedad, por lo que estuvo internado durante tres semanas.

Su estado era muy complejo, ya que padecía “insuficiencia respiratoria causada por neumonía bilateral grave”.

Miguel Díaz, director del Hospital Rawson, señaló al medio Cadena 3 que “el paciente de nacionalidad boliviana murió cerca de las 02:00 horas de este domingo por una arritmia cardíaca de la que no se pudo recuperar”.

Además, precisó que no estaba vacunado, ya que cuando le correspondía su turno estaba en Perú, donde permaneció por dos meses.

Incumplimiento a la cuarentena

El sujeto regresó a Argentina el 19 de julio pasado, proveniente desde un vuelo de la ciudad de Lima. En su control para ingresar al país, se le realizó un PCR, el que resultó negativo.

Sin embargo, tras realizarse un segundo examen para lograr el alta médica tras un viaje, el análisis fue positivo.

Durante dicho período, el hombre no respetó la cuarentena obligatoria y al no saber que estaba contagiado, se juntó con una serie de familiares, generando un brote de variante Delta, contagiando a 35 personas.

Fuente: http://www.24horas.cl