La Comisión de Hacienda revisó este martes la propuesta de Pensión Garantizada Universal ingresada en esta misma jornada por el gobierno, instancia en la que se presentó el detalle de la propuesta, se discutieron algunos de los puntos y que acordó sostener una nueva cita este miércoles para votar la iniativa del Ejecutivo.

En la comisión estuvo presente el ministro del Trabajo, Patricio Melero, quien asegurara, previo a la cita, que el propio presidente Piñera pidió el apoyo a Gabriel Boric para apoyar la iniciativa previsional.

“El presidente Piñera le pidió al presidente electo, Gabriel Boric, el apoyo a esta Pensión Garantizada Universal que está también, o estaba, en los programas tanto de José Antonio Kast como de Gabriel Boric”, indicó el secretario de Estado.

Por eso, remarcó que la iniciativa tiene “un consenso muy alto en el mundo político y el parlamento, en la necesidad de avanzar a una Pensión Garantizada Universal que se sume a la pensión auto financiada, o base, que los chilenos tienen”.

En este contexto es que finalmente la Comisión, tras discutir y revisar punto por punto la iniciativa, definió que volverán a sesionar este miércoles 22 de diciembre en paralelo a la Sala para comenzar a votar la iniciativa.

En particular, la Comisión se volvería a reunir a las 10:30 de la mañana de este miércoles y darían la opción de ingresar indicaciones hasta las 10:00.

De ser aprobada en Comisión, la PGU, tras el ingreso de su discusión inmediata, tendría la posibilidad de ser votada este mismo jueves en la sala de la Cámara.

El detalle de la PGU

El pasado 8 de diciembre el presidente Sebastián Piñera realizó una cadena nacional para anunciar el próximo envío al Congreso de un proyecto de ley que crea la Pensión Garantizada Universal (PGU).

“Esta Pensión Garantizada Universal se sumará a la pensión financiada con los ahorros previsionales, que le pertenecen a los trabajadores y pensionados. La PGU beneficiará a todas las personas mayores de 65 años que pertenezcan al 90% más vulnerable de las familias, independiente de si están pensionados o sigan trabajando”, señaló el mandatario.

En esa línea, Piñera agregó que la PGU “alcanzará a $ 185 mil mensuales, que se sumarán a la pensión autofinanciada, y beneficiará a 2,3 millones de personas, incrementando en 500 mil los beneficiarios apoyados por el Estado, incluyendo a la clase media y a las mujeres. De esta forma, la PGU garantiza que ninguna pensión quede por debajo de la línea de la pobreza”.

De igual forma, para las personas que se encuentran entre el 80 y 90 % de vulnerabilidad, esta pensión será decreciente y solo excluirá al 10% de mayores ingresos.

La pensión será financiada por el Estado y administrada por el Instituto de Previsión Social (IPS), llegando directamente a los adultos mayores, sin pasar por las AFP y reemplazando al Pilar Solidario.

La Pensión Básica Solidaria (PBS) que hoy alcanza a $ 176 mil, será reemplazada por la PGU que alcanza a $ 185 mil. La Pensión Solidaria de Invalidez también se incrementará a $ 185 mil.

Piñera, indicó que la PGU “tiene la ventaja de incentivar el ahorro previsional de cada persona, porque se suma a la pensión autofinanciada. También incentiva el trabajo voluntario más allá de los 65 años, porque recibirán esta Pensión Garantizada los mayores de 65 años, trabajadores o pensionados”.

Fuente: http://www.24horas.cl