Bajo la consigna “No + delincuencia”, vecinos de Huechuraba se congregaron para exigir justicia por la trágica muerte de Tamara, una niña de solo 5 años que murió baleada en medio de una encerrona ocurrida en la comuna.

Los residentes, correspondientes al sector de Pedro de Fontova, también piden al alcalde Carlos Cuadrado la instalación de una comisaría de Carabineros para la zona poniente de la comuna.

Enrique Araneda, vocero del movimiento Salvemos Huechuraba, manifestó que “estamos abandonados, la comisaría más cercana nos queda a siete kilómetros de distancia. La respuesta de Carabineros es muy lenta, los delincuentes andan movilizados en vehículos, nos hacen portonazos, nos roban. Anoche fue lamentable lo que sucedió con un nuevo portonazo que cobró la vida de Tamara”.

“Hemos conversado con autoridades comunales y con los últimos gobiernos de turno. La delincuencia está desatada, se salió de las manos. También queremos que los jueces hagan su trabajo”, agregó.

Los vecinos esperan que sus demandas puedan ser escuchadas pronto por las autoridades para evitar tragedias como la que sufrió la pequeña durante la noche de este domingo.

La muerte de Tamara

La niña de solo 5 años murió baleada tras sufrir, junto a su madre, una encerrona. Un grupo indeterminado de sujetos las interceptaron y, mientras ellas descendían del vehículo, uno de los antisociales efectuó un disparo que impactó el cuerpo de la menor.

Los antisociales aún no han sido detenidos y no hay pistas concretas sobre su identidad. La Fiscalía instruyó a la Brigada de Homicidios de la PDI liderar las diligencias.

Fuente: http://www.meganoticias.cl