Durante esta jornada las autoridades de salud recibieron en el aeropuerto Arturo Merino Benítez 300 mil dosis de la vacuna Cansino. En esa instancia, el ministro de Salud fue consultado respecto a las altas cifras de contagios y situaciones como el alto flujo de gente, especialmente niños no vacunados, en lugares como Fantasilandia que reabrieron en Fase 2.

En ese sentido, aseguró que “los niños tienen una menor tasa de infección”, sin embargo, ya se está “pensando en dos estudios (…) queremos iniciar estudios clínicos en niños para tener vacunas para niños”.

Explicó que la próxima semana “el ISP va a someter a su escrutinio la presentación de los argumentos que pone Pfizer a nuestra disposición para decidir si vamos a usar esa vacuna en niños”.

Sobre la alta presencia de menores, que no han recibido inmunización contra el coronavirus, en centros de entretención como Fantasilandia, el ministro indicó: “tenemos que preocuparnos de ellos y mantener la distancia, enseñarles, uso de mascarilla”, pero que en su opinión “prefiero que estén en un parque o que estén haciendo deporte o que estén trotando, saliendo a caminar, y no que estén encerrados en un pequeño departamento o en una casa donde la circulación viral es mayor a un espacio abierto”.

Finalmente, y consultado sobre la posibilidad que el ministerio de Educación exija clases presenciales, dijo que si bien las cifras son más altas, “tengo que respetar lo que el ministro de Educación ha planteado (…) no puedo opinar en esa materia”.

Fuente:http://www.24horas.cl