El Gobierno de Venezuela repudió este domingo las agresiones contra migrantes que se produjeron durante los últimos días en la ciudad de Iquique, al norte de Chile, donde manifestantes incendiaron las pertenencias de un grupo de extranjeros, entre ellos, varios venezolanos.

“Venezuela repudia la xenofobia y agresiones contra migrantes venezolanos y exige a las autoridades nacionales y locales de Chile respeto a la integridad física y psicológica de nuestros connacionales”, dijo en Twitter la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez.

Los hechos a los que se refiere la funcionaria tuvieron lugar al término de una multitudinaria marcha en Iquique, en el norte de Chile, a la que asistieron unas 5.000 personas, y en la que un grupo de manifestantes quemó las carpas que eran utilizadas por extranjeros para pernoctar en plazas y playas.

Al respecto, Rodríguez informó que el presidente Nicolás Maduro ordenó la activación del llamado plan Vuelta a la Patria, un plan que busca facilitar el retorno de migrantes que padecen xenofobia en los países receptores, para que los venezolanos agredidos en Chile pudieran volver a Venezuela.

El relator especial sobre los derechos humanos de los migrantes de la ONU, Felipe González, calificó el suceso como una “inadmisible humillación”.

“Inadmisible humillación contra migrantes especialmente vulnerables, afectándolos en lo más personal”, escribió González en Twitter respecto a estos hechos.

Fuente: http://www.24horas.cl