Durante la tarde de este miércoles se inició el traslado de un grupo de los habitantes de un cité de Quilicura, donde hasta el momento se han confirmado 33 casos de Covid-19, hasta una residencia sanitaria.

Tres furgones llegaron hasta las cercanías de la población Parinacota, en la comuna de Quilicura, con el fin de trasladar al menos a 37 personas.

El intendente metropolitano, Felipe Guevara, comentó que en el lugar “se encontraba una comunidad de personas extranjeras, 250 personas, de las cuales 33 han dado positivo para coronavirus. Ha sido muy difícil, les hemos explicado que deben hacer cuarentena en un lugar adecuado y ya los estamos trasladando a una hospedería sanitaria”.

“Quiero agradecer el trabajo que han hecho las policías, pero también la seremía de Salud y sobre todo el Servicio Jesuita a Migrantes, la Municipalidad de Quilicura, en fin, mucha gente para poder hacer este traslado de las personas desde un lugar que está contaminado a un lugar que está sanitizado para su recuperación”, dijo.

Guevara recalcó que “lo que ha sido más complejo es poder entenderse culturalmente con ellos. No hay una mala voluntad de parte de nadie, sino que hay un entendimiento diferente de lo que es la higiene, la salud, el cuidado de la salud, lo que es ser portador de un virus como este, fue complejo hacerlos entender”.

Osnel Pierre Louis, de la comunidad haitiana, indicó que “para ser real con ustedes, yo creo que más del 50 por ciento de las poblaciones haitianas no creen en la enfermedad (…) es un tema de cultura, no lo creen porque es su cultura, no creen mucho en la enfermedad y lo que ellos están reclamando bastante es porqué no hacen un grupo de contagiados en un solo lado y hacen una cuarentena total de los que no están enfermos”.

“Hay muchachos aquí que dicen que no tienen nada y no saben porqué se tienen que ir”, sostuvo.

Discriminación

José Tomás Vicuña, del Servicio Jesuita a Migrantes, sostuvo que “la gran molestia de las personas que estaban dentro habría sido la discriminación. No es posible que hayan habido lanzamientos de piedras desde afuera, o sea, acá hay personas, no hay nacionalidades, son seres humanos con familias, habían niños, fueron trasladados también los niños”.

“El gran problema para ellos había sido la discriminación que habían sufrido, no solo de las personas de aquí vecinas, sino que se sentían muy asediados por los medios de comunicación”, dijo.

Como ha ocurrido durante las últimas jornadas, un grupo de vecinos llegó hasta el lugar, con el fin de manifestar su rechazo a la permanencia de los ciudadanos haitianos en el cité.

Personal militar resguardará las viviendas durante la noche, con el fin de seguir con el proceso de traslado durante la mañana de este jueves.

Fuente:http://www.cooperativa.cl