Desde el establecimiento Palmares aseguran que al no tener la capacidad suficiente, el Mineduc los autoriza a aplicar un sistema de selección llamado “embudo”. Es que para el 2022, el colegio dispone de solo 135 vacantes para 6° básico, cuando la generación era de alrededor de 160.

Los apoderados de Palmares, un colegio subvencionado de Quilicura, están desesperados, porque la institución decidió que a través de un sistema de tómbola, dejarán afuera un curso completo de la generación de los quintos básicos. Desde el establecimiento aseguran que la ley así lo permite cuando no se puede garantizar la continuidad de estudios a sus alumnos y que al no tener la capacidad suficiente, el Mineduc los autoriza a aplicar un sistema de selección llamado “embudo”. Es que para el 2022, el colegio dispone de solo 135 vacantes para 6° básico, cuando la generación era de alrededor de 160. “Nos avisan a estas alturas del año, cuando ya tenemos cero posibilidad de buscar un colegio nuevo para nuestros hijos. Es fatal. Encuentro que es una burla”, sentencia una apoderada.

Fuente: http://www.chvnoticias.cl