Desde la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi) llamaron a la ciudadanía a ser cautos con las expectativas que se tienen del proceso de vacunación en el país y de cuándo se podría retornar a una normalidad.

Cecilia Luengo, vicepresidenta de Sochimi, explicó en conversación con 24 AM, que para hablar de un control de la pandemia en Chile “hay que tener a la mayor cantidad de población vacunada para disminuir el riesgo de contagio, con esto hablamos del 75% y 80% de la población inoculada”.

Complementó que un manejo de la emergencia solo se podría iniciar si es que las vacunas comienzan a suministrarse en enero, pero que, de todas maneras, el control generalizado “es difícil que se logre antes de mayo o junio”.

Asimismo, aseveró que “hay que ser realista, la vacuna estaría llegando, algunas de ellas, a partir del primer trimestre y la población se va comenzar a vacunar de forma escalonada a las poblaciones de más riesgo primero”.

Por lo mismo, “durante el primer semestre vamos a tener que estar aumentando la población que recibirá las dosis, pero tendremos que convivir con el virus. Será necesario mantener todas las medidas de protección durante el primer semestre”.

Luengo enfatizó en que la inmunización no sólo es para protegerse a si mismo de las enfermedades, sino que también a toda la población. “Yo me vacuno no sólo para protegerme a mí, sino que también para proteger al resto”, aseveró.

“Si no queremos vivir una segunda ola en el verano, tenemos que acatar las medidas”

Por otro lado, respecto de la decisión del Gobierno de que la región Metropolitana retroceda a la Fase 2 del plan “Paso a Paso”, desde Sochimi consideraron que se trata de una medida completamente adecuada.

“Es una medida absolutamente justificada porque hemos visto en los números que, a fines de septiembre y durante el mes de octubre, los números más bajos del país, manteniéndose en una meseta. Sin embargo, a partir de la primera quincena de noviembre los casos comenzaron a aumentar en todo el país, principalmente en la región Metropolitana”, dijo la experta.

Por todo lo anterior, es conveniente hacerlo ahora, pero enfatizó en que “depende de la población, cómo se gestione y cómo se fiscalicen las medidas. Lo que vamos a ver en las próximas dos semanas es el resultado de retroceder a la Fase 2, hay que ver si se cumple esta fase de que efectivamente no haya desplazamientos fuera de las regiones”.

“Depende de nosotros hacer caso para que de aquí a dos semanas podamos ver una baja consistente en el número de casos que, eventualmente, nos lleve a holgar las medidas para las fiestas”, sostuvo Luengo.

Sentenció que “si no queremos vivir una segunda ola en el verano, tenemos que ser cuidadosos, respetuosos y acatar las medidas”.

Fuente:http://www.24horas.cl