Rusia suspendió las reuniones públicas de más de 3.000 participantes, en un intento por contener una nueva ola de contagios de COVID-19, anunció hoy lunes una funcionaria.

Las reuniones masivas sólo se permitirán de acuerdo con las regulaciones emitidas por el jefe médico de Rusia, dijo la jefa de protección de los derechos del consumidor y supervisora de bienestar humano del país, Anna Popova.

Subrayó que es vital acelerar la vacunación para alcanzar la inmunidad de rebaño, mientras que el total de casos de COVID-19 en Rusia aumentó 14 por ciento respecto a la semana pasada.

La funcionaria calificó la situación epidemiológica como “extremadamente tensa”, y el aumento de contagios más significativo ha sido entre ancianos.

Rusia ha registrado más de 25.000 nuevos casos durante tres días consecutivos, luchando con una nueva ola de contagios desde mediados de septiembre.

El número de decesos en el país se elevó en 883 en las últimas 24 horas, ligeramente menor a la cifra récord de 890 un día antes. El total de muertes en Rusia asciende a 210.801.

Fuente: http://www.24horas.cl