Un estudio llevado a cabo por cuatro médicos chinos del Renmin Hospital de Wuhan University y Huazhong University of
Science and Technology desarrollaron una investigación con más de 200 infectados con el coronavirus, en la cual indicaron que la enfermedad tendría otros cuatro síntomas: pérdida del apetito, diarrea, vómitos y dolor abdominal.

La investiogación, que fue publicada en el American Journal of Gastroenterology, indica que se analizaron los síntomas de 204 pacientes atendidos en tres hospitales de la provincia china de Hubei, donde se cree que se inició la pandemia.

En este sentido, los expertos indicaron que cerca del 60% de los enfermos reportaron haber sufrido problemas digestivos al mismo tiempo de los clásicos contratiempos respiratorios (pulmonares y de bronquios).

Dentro de los síntomas que expresaron estas personas estaban la pérdida total del apetito, diarrea contante, vómitos frecuentes y dolor abdominal acompañado de náuseas.

Es por esto que, dentro de las conclusiones, se indicó que estas podrían ser características del propio Covid-19, las cuales podrían incluso anteceder a los problemas respiratorios que tienen los contagiados.

Sin ir más lejos, los especialistas indicaron que en los casos mencionados existieron trastornos digestivos sin que antes llegaran a manifestarse problemas respiratorios, lo que generó aún más sorpresa durante las semanas de observación en los hospitales.

Sin embargo, sostienen, quienes presentaron malestares gástricos, producto presuntamente del virus, resultaron con pronósticos más desfavorables a la hora de ser internados en recintos asistenciales.

“Esos pacientes fueron ingresados en los hospitales más tardíamente que aquellos que no manifestaron dolencias digestivas, y entonces su pronóstico fue peor. A medida que aumentó la gravedad de la enfermedad, los síntomas digestivos se hicieron más pronunciados”, indicaron.

En otras observaciones, los médicos indicaron que aún se necesitan más estudios para determinar si los malestares gástricos son parte de la sintomatología del nuevo coronavirus.

No obstante, también puntualizan que los profesionales deberán tener en cuenta estos datos para lograr pronósticos más claros a la hora de diagnosticar y tratar la enfermedad, que ha dejado más de 10.000 muertes en el mundo.

Cabe señalar que, en este estudio particular, todos los casos analizados fueron personas que lograron recuperarse de la enfermedad.

Fuente: http://www.biobiochile.cl