Debido a las manifestaciones que han marcado esta semana a la capital y los desmanes registrados en las últimas horas, el Gobierno decretó Estado de Emergencia y anunció la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado. Mientras que la tarde de este sábado, el presidente Sebastián Piñera dejó en manos del general Javier Iturriaga la decisión de aplicar un toque de queda.

Pasadas las 19:30 horas, el general Iturriaga decretó la medida en las provincias de Santiago y Chacabuco, y en las comunas de Puente Alto y San Bernardo.

Lo anterior, implica la suspensión de las libertades personales de movimiento, limitando la circulación por las calles y la permanencia en espacios públicos entre las 22:00 y las 07:00 horas.

Con el establecimiento de un toque de queda se busca disminuir las posibilidades de que se registren disturbios, resguardando así la seguridad.

Por lo que, en caso de que una persona sea sorprendida circulando por la vía pública o realizando una acción constitutiva de delito, arriesga ser detenida.

Las personas que por razones de fuerza mayor deban circular a las horas contempladas en el toque de queda, deben solicitar un salvoconducto en una Comisaría.

Durante el toque de queda la seguridad queda en manos de los militares.

Fuente: http://www.biobiochile.cl