Fueron 54 los diputados votaron en contra de legislar el proyecto que busca establecer el derecho a optar voluntariamente para recibir asistencia médica con el objeto de acelerar la muerte en caso de enfermedad terminal e incurable, más conocido como eutanasia.

Pero los 79 apoyos que obtuvo permitieron que fuera aprobada la idea de legislar en la Cámara Baja, es decir, que la iniciativa sea debatida e inicie su tramitación.

La propuesta sobre “muerte digna y cuidados paliativos” propone introducir modificaciones en la Ley sobre Derechos y Deberes de las Personas en Atención de Salud y en los códigos Civil y Penal, para que las personas, cumpliendo ciertas condiciones estrictamente descritas, soliciten asistencia médica para morir; y también vela para que quienes se encuentren en un estado terminal o con dolor severo no oncológico tengan derecho a recibir los cuidados paliativos tendientes a disminuirlos.

Sin embargo, entre los rechazan la eutanasia -la mayoría de los diputados de derecha y algunos demócratacristianos- hay quienes apuntan que la “conservación de la vida” debe estar por sobre todo, y acusan que un proyecto como este no se hace cargo de ello, como planteó la diputada evangélica Francesca Muñoz (RN) durante el debate.

“El Estado es el que debe centrar sus esfuerzos en proveer a las personas que padecen este tipo de enfermedades, de aquellos tratamientos destinados a reducir los dolores de su enfermedad y mejorar su calidad de vida. Sin embargo, este proyecto no se enfoca en la conservación de la vida, sino en la alternativa fácil, representada por la eutanasia”, acusó.

A su vez, el DC Jorge Sabag, que también votó en contra, sostuvo que “tratándose de la muerte, todos somos corresponsables de la vida de los demás, y por eso estamos en este Congreso para aprobar leyes para mejorar la vida de los demás”.

Pero rechazó el proyecto porque “creo en la vida y que con los cuidados paliativos podemos ayudar a vivir los últimos momentos de su vida”.

“ENFERMOS Y FAMILIAS VIVEN UNA VIDA DE MIERDA”

Un parlamentario de Chile Vamos que votó a favor de la iniciativa es Sebastián Keitel, de Evópoli. En su turno, argumentó que “los cuidados paliativos son muy importantes, pero también existen enfermedades en que estos cuidados paliativos no son suficientes, y realmente este tipo de enfermedades hacen que los enfermos y las familias vivan una vida de mierda”.

En tanto, el independiente Pepe Auth (ex PPD) recordó un duro episodio familiar al anunciar su apoyo a la eutanasia.

“Yo no pude responder a la solicitud de mi padre, fallecido el año pasado, afectado de manera irreversible por un cáncer a los huesos, que lo que lo tuvo postrado varios meses sufriendo hasta lo indecible. Mi papa era un médico de personalidad fuerte, seguro de sí mismo, pero vivió humillado por su situación de dependencia más absoluta para sus necesidades más básicas. Yo no quiero que este congreso reemplace las personas en esa decisión tan personal”, relató.

“TRIUNFO DEL ESTADO LAICO Y LAS LIBERTADES”

El diputado liberal Vlado Mirosevic, uno de los impulsores, apuntó que “cuando presentamos este proyecto, junto con la diputada Maya Fernández, Chile era el país más conservador de América Latina, pero Chile cambió, y este proyecto que se veía imposible; hoy va a empezar a consagrar las libertades más básicas”.

“Hoy es un triunfo del Estado laico, de las libertades”, enfatizó.

La diputada Fernández (PS), a su vez, celebró que “es un logro poder avanzar en un proyecto de ley que veíamos que antiguamente le cerraban todas las puertas en el Congreso, hoy podemos debatirlo”.

“Más allá de nuestras diferencias, no tenemos que pensar en nosotros, sino que en todas aquellas y aquellos que están sufriendo por una enfermedad terminal”, instó.

INDICACIONES Y PRECISIÓN SOBRE DOLOR PSÍQUICO

El proyecto ahora debe ser analizado en la Comisión de Salud, para luego volver a la Sala para la votación en particular. Se prevé que esto último ocurra en enero, a fin de eventualmente despacharlo al Senado antes del receso legislativo de febrero.

“Yo creo que va a ser muy rápido, expedito, y espero que en enero el proyecto salga aprobado de esta Cámara hacia el Senado”, anticipó el diputado Ricardo Celis (PPD), presidente de dicha instancia parlamentaria.

En Comisión se analizarán también indicaciones, algunas respecto al articulado sobre el dolor psíquico, una de las causales que permitiría solicitar la eutanasia, punto que algunos estiman que no está bien definido en el texto.

Otros buscan reforzar los cuidados palitativos, pero el jefe de la bancada de RN, Sebastián Torrealba, prefiere abordarlo en una propuesta aparte que duerme en el Congreso.

“Hay que hacer un llamado de urgencia al Gobierno para que le ponga discusión inmediata al proyecto de cuidados paliativos. Esa iniciativa que presentamos desde Renovación Nacional hace casi dos años es una prioridad también con respecto a este proyecto de eutanasia”, instó.

Fuente: http://www.Cooperativa.cl