Inicio NOTICIAS LOCALES Profesor desvinculado tras pedir leer a Lemebel será indemnizado: No puedo volver...

Profesor desvinculado tras pedir leer a Lemebel será indemnizado: No puedo volver a Independencia

684

En diciembre del año pasado, el Liceo de hombres San Francisco de Quito vivió una polémica luego que los alumnos de tercero medio se negaran leer La esquina es mi corazón, libro del autor chileno Pedro Lemebel.

En la instancia, los alumnos expresaron argumentos en contra de la orientación sexual del escritor, por sobre su calidad literaria. Tras esta polémica que se hizo pública, el profesor que les encargo esta lectura fue desvinculado, argumentando que “el docente no se articula con los valores del Proyecto Educativo Institucional”.

En conversación con el programa Expreso Bío Bío de La Radio, el exprofesor de Independencia -quien pidió resguardar su identidad- señaló que “el alcalde no me sacó de una escuela, sino que me sacó de una comuna. Hoy no puedo volver a Independencia”.

Tras su salida de la comuna, el docente interpuso una demanda por despido injustificado y arbitrario, tras lo cual llegó a un acuerdo por indemnización. “Este acuerdo llega básicamente porque no se confía en la justifica hacia los trabajadores. Iba a durar tres años (el juicio) y lamentablemente la situación de contrata que vive el profesorado, da cuenta de una inestabilidad docente. Por la complejidad del juicio, vimos más factible que buscásemos un acuerdo económico”.

El profesor, que trabajó en el Liceo de hombres San Francisco de Quito desde 2016, señaló que “siempre han existido situaciones de discriminación”. “Empezamos a tratar de intervenir en el sentido siempre constructivo de poder transformar este proyecto educativo”, añadió.

Tras esto, indicó que comenzaron a denunciar ciertas situaciones discriminatorias en una carta que fue dirigida al Departamento de Educación Municipal (DAEM), la cual aseguró que no recibió respuesta, añadiendo que “si esa carta se me hubiese respondido (…) todo esto que ocurrió después de la lectura de Pedro se podría haber evitado”.

“Hoy lamentablemente no quedan voces disidentes al interior del liceo”, comentó.

Actualmente el docente trabaja en un establecimiento subvencionado de otra comuna, a lo que indicó que “cuando me preguntan cómo estoy, yo digo que por lo menos no vivo acoso laboral. Es distinto, hay mayores libertades y más espacios (…) Pero sigue siendo restringido igual porque el sistema educativo no tiene una mirada de lo que queremos de educación”.

Fuente: http://www.biobiochile.cl