Molestia generó en los vecinos de Recoleta el cobro de parquímetros en el sector de Patronato, pese a que el municipio terminó el contrato con la empresa concesionaria por incumplimientos graves y reiterados.

La situación fue alertada por un auditor de Radio Bío Bío, quien afirmó que se ven obligados a pagar para no ser citados al Juzgado de Policía Local y así evitar multas. Denuncia a la que se sumaron otros vecinos y visitantes del sector.

Para aclarar las dudas respecto a la legalidad del cobro de parquímetros, el abogado de la Municipalidad de Recoleta, Rodrigo Aros, conversó con Expreso Bío Bío.

El profesional explicó que “estamos en presencia de una empresa que suscribió un contrato de explotación de estacionamientos de superficie, que es un contrato de 35 años, el que comprendía tres etapas”.

La primera era la explotación de estacionamientos de superficie, la segunda era la construcción de un edificio de estacionamiento subterráneo y la tercera que era la construcción de un segundo edificio con iguales características.

El primer estacionamiento tenía que iniciar su construcción en 2013 y estar finalizado conforme a contrato en 2016, mismo año en que se iniciaría la construcción del segundo edificio para dichos fines.

“Estamos en 2020 y no se ha construido nada y esto ya fue ratificado por la Corte Suprema. En diversos juicios que ha entablado la empresa concesionaria, ya que sus abogados tendrán la interpretación que ellos determinen, pero los fallos de la Suprema son claros y es que la empresa de Concesiones Recoleta debía obtener una serie de permisos sectoriales ante el seremi Minvu, los que nunca se ha tramitado”, detalló.

En virtud de esos antecedentes, “se resolvió por parte de la Municipalidad de Recoleta realizar un Consejo Municipal en el cual se votó que frente a estos incumplimientos graves de contrato y reiterados se ponía término al contrato de concesiones”.

Tras lo anterior, la empresa de parquímetros demandó a la municipalidad para mantener el vínculo contractual.

Aros agregó que existen más de 60 juicios que dictaminó el Primer y Segundo Juzgado de Policía Local, ratificados por la Corte de Apelaciones de Santiago, rechazando recursos de casación presentados por la empresa concesionaria.

En dichas instancias, según informó, se ratificó que la empresa dejó de pagar desde el 2015 la patente municipal en Recoleta.

“Jurídicamente, nosotros entendemos como municipalidad y ratificamos que la empresa concesionaria no tiene que funcionar y no debería cobrar”, insistió el abogado.

Además, aseguró que a la fecha no existe ningún parte cursado por la concesionaria en contra de un vecino de Recoleta.

“Ratifico legalmente lo que ha dicho el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, que el contrato está terminado y no pagan los parquímetros”, finalizó.

Fuente: http://www.biobiochile.cl