El Hospital de Emergencias de Curicó se encuentra en etapa crítica y próximo al colapso, según afirmó la principal representante de los funcionarios de la salud hospitalaria, a causa de los efectos de numerosos casos de Covid-19 sobre la capacidad asistencial, así como las condiciones en que se desempeña la denominada “primera línea de la salud”.

Según reportó el Diario El Centro, Karina Valenzuela este martes se encontraba en Santiago para gestionar una reunión con el nuevo ministro de Salud y, en lo posible, con el Presidente de la República. Según afirmó, el objetivo es darle a conocer las condiciones en que se trabaja en el hospital de Curicó, anticipando que llegará al colapso en dos semanas.

Sostuvo que el sistema ha funcionado gracias a los 1.300 funcionarios del hospital, sin embargo, avanza hacia el colapso en unos 15 días más si no se solucionan situaciones como los “turnos de 24 ó 48 horas, las cuarentenas a las que ha debido ser sometidos tras contagiarse y las licencias médicas”.

“Esta baja de funcionarios debe ser asumida por los mismos colegas, todo lo cual, además, los está llevando al estrés psicológico, a la carga emocional que esto significa, porque deben estar 24 horas seguidas en el servicio, sin la pausa necesaria, con el temor de llevar el contagio a sus casas y de contagiar a la familia”, agregó.

Al complejo escenario, Karina Valenzuela sumó problemas con la alimentación de los funcionarios durante sus turnos, específicamente, cada uno de ellos reciben tickets de 40 mil pesos mensuales que les permiten adquirir diariamente una colación de apenas 3.100 pesos, equivalente a un sándwich y una gaseosa. “Algo insuficiente para una jornada de 24 horas de trabajo”, advirtió.

Subrayó que el hospital y el Servicio de Salud “debieran adecuar un convenio que permita mejorar la alimentación de los trabajadores de la salud o que se las provea en hospital, como se hace con los pacientes, ya que es algo necesario, más cuando además se trata de la ‘primera línea’ contra el coronavirus”, acotó.

Karina Valenzuela reiteró que, ante lo anterior, “la autoridad debiera implementar acciones y estrategias, antes que todo esto colapse, así como están las cosas, en que los funcionarios están al límite de sus fuerzas y esto podría ocurrir en unos 15 días, si es que no se toman medidas”, dijo la dirigenta gremial.

Fuente: http://www.biobiochile.cl