Luis González, joven que fue detenido el pasado 31 de mayo del 2019, junto a otras tres personas, acusado de participar en la quema de un bus del Transantiago en Providencia, en la región Metropolitana, demandó al Estado por $250 millones por daño moral y perjuicios por falta de servicios de parte de Carabineros y el Ministerio Público, a través de la Fiscalía Oriente.

Esto, porque durante el proceso perdió su trabajo y vivió episodios traumáticos al interior del penal Santiago 1, donde fue enviado tras ser formalizado por el delito de incendio y desórdenes públicos, quedando con la medida cautelar de prisión preventiva. Tras 18 días, su pena fue reemplazada por la firma mensual.

Su familia luchó por su inocencia, lo que logró varios meses después cuando el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago determinó sobreseerlo definitivamente.

Debido a esto, según reporta radio Bío Bío, el pasado 8 de septiembre, González, a través de su abogada Yasna Celis, interpusieron la demanda de indemnización. Lo anterior, por las imputaciones, formalización y sometimiento a medidas restrictivas de libertad, transgrediendo el principio de inocencia, al obligar al afectado a cumplir condena de un delito que no cometió.

Fuente; http://www.elmostrador.cl