Gustavo Gatica Villarroel, el joven que en noviembre de 2019 pedió la visión de ambos ojos al recibir perdigones disparados por un carabinero, aseguró este domingo que -a un año del hecho- “sigue de pie”, pese a que lo ha pasado mal.

“Hace un año Claudio Crespo me disparó perdigones a la cara. Hace un año que perdí mis ojos, y si, la he pasado mal. He llorado y me he frustrado, pero aun sigo aquí, de pie, aprendiendo cada día”, dijo Gatica en su cuenta de Instagram.

En este escrito, el afectado nombra al teniente coronel Crespo, imputado como el autor material de los disparos que lo cegaron.

Además, el joven aseguró -citando un fragmento de una canción de Silvio Rodríguez- que en un futuro sabrá si este cambio tan radical en su vida fue “para mejor o para peor”, pero, por ahora, se considera feliz.

“Hace un año mi vida cambió ¿para mejor o para peor? solo el tiempo lo dirá, por ahora sé que soy feliz, y es que como dice el gran Silvio “al final de este viaje en la vida (…) quedamos los que puedan sonreír, en medio de la muerte en plena luz”, señaló en la publicación.

Fuente: http://www.cooperativa.cl