El fiscal nacional, Jorge Abbott, advirtió el pasado viernes en Puerto Montt que personas cercanas a Joaquín “Chapo” Guzmán están detenidas en Chile por su presunta participación en tráfico de drogas, aumentando los temores del establecimiento en el país de carteles internacionales.

Según dijo la autoridad, “tenemos personas que están privadas de libertad por tráfico de drogas, consistente en 600 kilos de cocaína, que iba a destinada a Holanda y en las que (están involucradas) personas cuya responsabilidad nosotros estamos reclamando y que están relacionadas con el cartel de Sinaloa, que son parientes cercanos del Chapo Guzmán”.

Las palabras de Abbott fueron explicadas por Luis Toledo, directo de la Unidad Especializada en Narcotráfico de la Fiscalía Nacional, aseverando que las dos figuras aludidas son Ricardo y Yolanda Salazar, familiares de la primera esposa del narcotraficante mexicano.

Ambos fueron capturados en marzo del 2021 en el Aeropuerto de Santiago, demostrando “fehacientemente que carteles como el de Sinaloa han querido traficar en Chile y llevar la droga desde puertos chilenos al extranjero”, dijo Toledo, en declaraciones publicadas por LUN.

Al mismo medio señaló Jorge Valladares, ex jefe de la Unidad de Drogas de la Fiscalía Nacional entre 2012 y 2015, que cuando era fiscal de Arica ya tuvo nociones de la presencia de agrupaciones internacionales.

“El cartel de Sinaloa estuvo investigado. No puedo sostener que estuvo en Chile, pero sí investigado en la zona norte”, afirmó.

“RELACIÓN DE COMPRA Y VENTA”

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, se refirió al creciente vínculo entre agrupaciones criminales chilenas y carteles de drogas extranjeros, como mexicanos, colombianos y sociedades venezolanas, aseverando que “por ahora hay relación compra y venta, no de instalación”.

De acuerdo a lo señalado por la autoridad, para que se pueda hablar de un trabajo concreto de sociedades criminales extranjeras en el país “se deben dar ciertas condiciones en el territorio”, como la instalación, compra de bienes y lavado de activos.

Al respecto, afirmó que “lo que tenemos hasta ahora es que, mayoritariamente, es una relación comercial de compra y venta de bandas nacionales que le compran droga a carteles internacionales, porque transferir dinero y la comunicación es más fácil hoy que hace 20 años”.

“Tenemos más que nada una relación de compra y envío”, agregó Delgado, señalando que se han logrado incautar estas transacciones en puertos, aeropuertos y pasos fronterizos.

El jefe de cartera afirmó que “estamos trabajando para que esa relación no llegue a mayores. Si no lo paramos hoy, podría haber el día de mañana una relación diferente de instalación”.

Fuente :http://www.24horas.cl