Marta Herrera, directora de Anticorrupción de la Fiscalía Nacional, indicó que el Presidente de Sebastián Piñera está en calidad de imputado por el caso Dominga en el cual es investigado.

Según dijo la fiscal a T13, el Mandatario es indagado en el caso aludiendo posibles delitos tributarios y cohecho en la compraventa de la minera, por lo cual “él tiene la calidad de imputado”.

Al respecto, detalló que la autoridad, como cualquier otro ciudadanos que esté en dicho lugar en una instancia procesal, “tiene todos los derechos que corresponden a los imputados en el nuevo sistema”, incluyendo “un catálogo en el código procesal penal de derechos que él puede utilizar, por cierto, el designar un abogado, el prestar declaración como medio de defensa, incluso el de solicitar sobreseimiento en cualquier etapa del procedimiento”.

Igualmente, afirmó que en el caso habrá “muchas declaraciones”, pero el orden en que se tomen es algo que yo no podría señalar, corresponde más bien a la estrategia investigativa de la fiscal que va a estar a cargo”.

Herrera señaló que los plazos de la indagatoria deben ser cubiertos “con premura y tratando que se logre prontamente un esclarecimiento de los hechos”.

“La investigación es en su contra, por lo tanto hay delitos que podrían haber sido cometidos por el Presidente”, afirmó.

LA INVESTIGACIÓN QUE ABRIÓ LA FISCALÍA

La propia Herrera informó el pasado 8 de octubre que el Ministerio Público abrió la indagatoria en contra del jefe de Estado, aludiendo posibles delitos tributarios y cohecho.

Herrera señaló que la indagatoria se abrirá porque ” hay antecedentes que podrian revertir carácter de coheco con su correlato de soborno (contra delano) y eventuales delitos tributarios. Todas materias que serán objeto de investigación”.

A cargo del caso quedará la fiscal regional de Valparaíso Claudia Perivancich, cuyo plazo para indagar no está claro pero “creemos que son hechos que deben ser esclarecidos prontamente”.

Asimismo, explicó que los sucesos que serán parte de la indagatoria no refieren a una supuesta intervención de Piñera para dar de baja el proyecto termoeléctrico Barrancones para favorecer a Dominga, sino que al proceso específico de compraventa de esta última.

Fuente: http://www.24horas.cl