El experto en Salud Pública Juan Carlos Said alertó en Cooperativa que Chile enfrenta actualmente el peor momento de toda la pandemia, que llegó al país hace poco más de un año y que hoy completó cinco jornadas seguidas por sobre los 5.000 casos diarios de coronavirus.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se confirmaron 5.117 nuevos contagios, que elevan el total a 896.231, con 33.379 activos. Además de 98 fallecidos asociados a Covid-19, que ya suman 21.772.

Los pacientes en UCI también siguen subiendo y llegaron a 2.053, cifra similar a las registradas en junio y julio pasados, en pleno primer peak.

En este marco, Said afirmó que las últimas medidas anunciadas por la autoridad “son relevantes porque la situación es grave, la más grave que hemos tenido desde el comienzo de la pandemia; nunca antes había estado tan claro el ‘estado de catástrofe'”, en referencia directa a la excepción constitucional que rige en el país desde el inicio de la crisis sanitaria.

“Tenemos más hospitalizados (totales) que en el peor momento (del año pasado), (estamos) en el nivel máximo de camas críticas que haya utilizado el país”, y también “hay menos personal de salud, y es un elemento adicional de gravedad”, complementó en Lo Que Queda del Día el médico internista del Hospital Sótero del Río.

Planteó que “si bien se está vacunando a un paso acelerado, y es algo positivo” -casi 5 millones de personas con la primera dosis y más de 2 millones con ambas dosis-, “los resultados de este esfuerzo no lo estamos viendo aún: van a venir, pero en los próximos meses, en forma lenta y paulatina”.

“De ahí la importancia de, mientras tanto, tomar medidas que permitan contener el crecimiento de los casos y reducir el número de fallecidos”, instó.

“MEDIDAS ESTRICTAS Y CORTAS”

El sábado toda la Región Metropolitana retrocedió al paso de transición, y este lunes el Minsal anunció que nueve comunas caerán a cuarentena el jueves. “Me parece una muy buena medida el retroceso a fase 2, pero si el Gobierno consideraba que la situación era lo suficientemente grave como para retroceder a fase 1, lo más adecuado debió ser incluir agrupaciones más grandes de comunas y no dejar pequeñas islas en fase 1”, comentó Said.

En esa línea, se refirió a la posibilidad de que toda la región vaya a confinamiento total. “Es una decisión muy difícil, pero nos vamos quedando sin muchas medidas. El número de casos y hospitalizados van creciendo, y no hay número ilimitado de camas. Las opciones son el distanciameinto social, mejorar la trazabilidad, que nunca agarró vuelo ni remontó, y las vacunas”.

En general, “el Gobierno está usando las herramientas que tiene disponibles: puede que no nos gusten y tienen efectos adversos, por eso el llamado es que si tomaremos medidas más extremas, que sean estrictas y cortas”, expuso.

Criticó, asimismo, que el Minsal haya cediido y ahora permita los cultos religiosos en fase de transición: “Es un paso en falso. Lo adecuado es una fase 2 que se haga bien, sin excepciones. Todas estas excepciones son autoengaños; si no hacemos una fase 2 en serio y no entendemos cuáles son las actividades de riesgo no vamos a lograr contener este brote”, pues en este caso “el tema no es la religión, sino que las reuniones en espacios cerrados”, sostuvo.

Analizó que en las últimas semanas “se juntó un conjunto de factores, el retorno de veraneantes, el retorno a clases y una relajación de distintas medidas, como el toque de queda, gimnasios y casinos, que nos llevaron a la situación en la que estamos”.

Fuente http://www.cooperativa.cl