La comisión de Economía de la Cámara de Diputados aprobó de forma transversal y unánime el congelamiento del pago de cuentas de servicios básicos.

Además, de la prohibición del corte del suministro por mora y el prorrateo de la deuda en los 12 meses posteriores a la crisis, sin intereses ni multas.

Según la indicación presentada, “se entenderá por empresas proveedoras de servicios básicos domiciliarios aquellas que proporcionan agua potable, energía eléctrica, gas por cañería y sistemas de telecomunicaciones.

Ahora esta será votada el viernes en la Sala de la Cámara de Diputados para continuar con su tramitación.

Fuente: http://www,latercera.com