El fin de semana, Camila Stuardo llevó a su hija con ella para trabajar en las ollas comunes de la calle Altona en Conchalí. “Fuimos de voluntarias. Hace mucho rato que quería hacerlo”, afirmó.

La animadora confesó que había sido Maite (6) quien le había pedido acompañarla en la olla común. “Mi hermana Daniela trabaja en la Fundación Núcleo Humanitario, que presta ayuda a ollas comunes”, expresó Camila en conversación con el diario “Las Ultimas Noticias”

El trabajo de Stuardo y su hija

Camila explicó que su labor era ayudar a repartir la comida: risotto de mote con carne molida. “La Maite jugó con los niños que estaban ahí y después trabajó a la par con los adultos. Servimos más de 100 platos. Se le cansó el brazo en un momento y paró dos veces a tomar agua, pero fue súper aperrada. Me llena de orgullo porque apenas terminamos me dijo mañana quiero volver”, manifestó.

Siguiendo esta línea, Stuardo expresó que, “fue una súper linda experiencia, como papás tenemos la responsabilidad de formar niños con más empatía y menos prejuicios dando el ejemplo. Hay que sacarlos de la burbuja y mostrarles lo afortunados que somos”.

Respecto a las ollas comunes, que ella difunde en su Instagram (@camistuardo), la animadora explicó que, “la fundación necesita voluntarios y socios. Los primeros son para ayudar a servir, los segundos para financiarlas”.

Daniela, hermana de Camila, argumentó que, “la fundación trabaja bajo el alero de la iglesia jesuita del migrante y su propósito es llevar comida digna a ollas comunes. Actualmente estamos trabajando con 60 ollas y la meta es llegar a 100”.

 

 

 

Fuente: http://www.13.cl