La justicia argentina indaga la pérdida de 400 vacunas rusas Sputnik V en la ciudad de Olavarría, provincia de Buenos Aires, que fueron encontradas este lunes totalmente fuera de la cadena de frío y a una temperatura de 26°, cuando las vacunas deben estar entre -18° a -40° celsius.

Según informó el medio Todo Noticias, el fiscal General del departamento de Azul, Marcelo Sobrino, indicó que la justicia no descarta que se haya tratado de un atentado y que están investigando quienes pudieron haber ingresado al Hospital de Oncología “Luciano Alfredo Fortabat” durante el fin de semana, recinto donde estaban almacenadas las vacunas. En este caso, los posibles involucrados arriesgan pasar a la justicia federal y a sanciones de entre seis meses a dos años de prisión.

Sin embargo, también está siendo indagada la posibilidad de que el freezer haya sufrido una falla ténica.

Fueron los propios funcionarios del recinto quienes presentaron una denuncia ante la justicia argentina. El hecho, ocurrido el fin de semana, provocó que se suspendiera la campaña de inmunización en Olavarría a profesionales de la salud y la pérdida completa de la partida de vacunas.

Mientras se investiga la pérdida de las inmunizaciones, los profesionales de salud de la zona serán derivados a otros recintos de la provincia de Buenos Aires para recibir su vacuna.

La fiscal de la causa, Viviana Beytía, explicó que las vacunas estaban guardadas en un espacio de dimensiones reducidas, por lo que las cámaras registraron todos los movimientos ocurridos cerca de los freezers el fin de semana.

Fuente: http://www.24horas.cl