La Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) informó que desde marzo de este año, aprobaron más de 800 mil flexibilizaciones de créditos de consumo, hipotecarios y para personas y pequeñas y medianas empresas (PYMEs) que se han visto afectadas por el brote de COVID-19.

Esta cifra corresponde al 92% de las solicitudes recibidas por la industria durante el último tiempo, producto de la emergencia del coronavirus.

Del total de reprogramaciones y flexibilizaciones crediticias aprobadas, 424 mil corresponden a consumo, 311 mil a vivienda y 86 mil a pequeñas y medianas empresas (PYMES).

“Reitero el compromiso de la banca con nuestros clientes para asegurarles liquidez, y que sus créditos sean reestructurados en condiciones que les permitan un alivio financiero ante la contingencia sanitaria. Ello, preservando siempre un endeudamiento sano y en el marco de una adecuada gestión de los riesgos, que resguarde la estabilidad de las instituciones financieras y el legítimo interés de los depositantes y ahorristas”, dijo el presidente de la ABIF, José Manuel Mena.

“Entendemos la excepcionalidad de la coyuntura actual. Es tiempo para que todos los actores aportemos de manera responsable y con una mirada de largo plazo para mitigar los efectos sociales y económicos, y no transformar situaciones temporales en problemas estructurales”, agregó.

Finalmente, la banca afirmó que está trabajando intensamente en la implementación de las líneas de crédito “COVID-19” con garantía Fogape anunciadas por el ministerio de Hacienda, cuyo objetivo es proveer de capital de trabajo a empresas con ventas de hasta 1.000.000 de UF. Del mismo modo, los otros actores involucrados se encuentran trabajando en la dictación de las distintas regulaciones requeridas para estas líneas, lo cual permitirá poner a disposición de las empresas este financiamiento en un breve plazo.

Fuente: http://www.24horas.cl