Inicio NOTICIAS LOCALES Recoleta se abre como opción por conflicto sobre estación de Metro en...

Recoleta se abre como opción por conflicto sobre estación de Metro en Parque Forestal

92

Después de las criticas a la intervención del Parque Forestal, la comuna de Recoleta se asoma como una posible solución para la construcción en el sector de una estación de la futura Línea 7 de Metro, que unirá las comunas de Renca y Vitacura.

De acuerdo al proyecto del futuro trazado, los accesos de la nueva estación, que combinará con las líneas 1 y 5, se ubicarán en la cabecera oriente del Parque Forestal, uno de los principales pulmones verdes de la capital, ubicado en pleno centro de Santiago.

Esta situación ha sido cuestionada por los vecinos del sector, el Consejo de Monumentos Nacionales, el Ministerio de las Culturas, y el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, quien postuló a la comuna vecina como alternativa.

«Si vemos la solución vial que hay en la salida de Metro Baquedano para cruzar al sector de Recoleta, francamente hay que ser valiente si uno llega vivo al otro lado. ¿Por qué no aprovechamos esta oportunidad, si técnicamente se puede hacer?», preguntó.

«Es correr la estación y en vez de hacerlo en el Parque Forestal, que nosotros no vamos a autorizar, y correrla al cabezal, frente a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, en la comuna de Recoleta, es un sector que asegura un flujo de 10 mil personas, según las mediciones que hemos hecho», indicó.

A esta postura se sumó Consuelo Valdés, ministra de las Culturas, quien planteó que «yo confío en la calidad, en la experticia, de arquitectos, de ingenieros, para ver nuevas posibilidades, quizás al otro lado del río puede ser más oportuno, pero eso lo van a tener que decidir ellos».

«En mi modesta opinión yo creo que la calidad de vida de los ciudadanos hay que privilegiarla por sobre otras consideraciones», dijo.

Respuesta de Recoleta

Desde Recoleta, la asesora urbanista del municipio, Katherine Manríquez, confirmó que aspiran tener dos estaciones, una de ellas ubicada en las cercanías del mercado Tirso de Molina.

«El municipio está abierto a generar esta posibilidad y a gestionar con Metro la modificación, así que en el fondo estamos plenamente abiertos a aquella negociación», dijo.

Para Manríquez, «si logramos gestionar aquella nueva salida, parte de la evaluación que tenemos que hacer es poder identificar que especies tenemos en el sector, cuanto sería el área de influencia y verlo como una oportunidad también, en términos de poder mejorar el espacio urbano del sector».

De acuerdo a las últimas estimaciones, un acceso en la vereda norte tendría un costo de 18 millones de dólares, el que podría ser costeado con un modelo similar al Subcentro de Escuela Militar, con arriendo de locales comerciales.

Fuente: http://www.cooperativa.cl