El presidente de BoliviaEvo Morales, sorprendió con un conciliador mensaje antes de abandonar Chile tras participar de la ceremonia de cambio de mando realizada al mediodía de este domingo en el Congreso Nacional, en Valparaíso.

En un discurso leído en el Aeropuerto Internacional de Santiago, antes de abordar el avión que lo llevara de vuelta a su país, el jefe de Estado mencionó palabras como fraternidadintegraciónunidadcomplementariedad.

El mandatario comenzó diciendo que “a nombre del pueblo boliviano traigo un mensaje de fraternidad y de integraciónVengo para hablarles de la impostergable necesidad de reencontrarnos. Nuestra historia, la geografía, nos hizo países vecinos, nuestros pueblos nos hacen hermanos y el destino nos hará inseparables”.

En la oportunidad, Morales también realizó un llamado “para que no escuchemos las voces de quienes quieren convertirnos en enemigosescuchemos las voces que nos reclaman unidad y apertura para superar nuestras diferencias en base al diálogo y la negociación”.

Tenemos en nuestras manos la oportunidad histórica y el deber de legar a nuestros hijosa nuestras próximas generaciones una relación más fraterna para resolver sus diferencias y tomar ventaja de nuevas oportunidades. No podemos ni debemos seguir heredando a nuestras hijas e hijos problemas pendientes”, añadió.

“Nuestra responsabilidad ante la historia es inaplazable”

La máxima autoridad boliviana, además, invitó a Chile “a dar un giro a nuestras relaciones que nos permita construir juntos una paz justa y duradera, con integración y complementariedad entre nuestros pueblos. Nuestra responsabilidad ante la historia es inaplazable“.

Morales remarcó ante la prensa que “necesitamos resolver las heridas del pasado, aquellas que no buscaron nuestros pueblos, pero que sólo las sufrieron y todavía sienten sus efectos”.

Necesitamos estar por encima de los intereses foráneosmezquinos que las provocaron y nos confrontaron. El encierro causado a mi país, a mi pueblo es una herida abierta en nuestro hemisferio, una herida que debemos cerrar y así mirar el futuro con mayor esperanza”, agregó.

El presidente de Bolivia apuntó que “estamos convencidos que un acceso de esta naturaleza (soberano al Océano Pacífico) será un gran beneficio para todos nuestros pueblos. Los mares, los océanos son patrimonio de los Estados, de sus pueblos y de la humanidad. Su identidad es completa cuando todos ellos pueden, en armonía, aprovecharlo, disfrutarlo y cuidarlo. Los bolivianos también sentimos lo mismo”.

El jefe de Estado concluyó afirmando que “vengo a extenderles y ofrecerles la mano de la fraternidad, pongamos todo nuestro esfuerzo, no es imposible, podemos vencer nuestras diferencias, escribamos juntos con coraje y valentía la página más significativa de la historia común de Bolivia y Chile”.

 

Fuente : http://www.cooperativa.cl