Inicio ESTILO DE VIDA Qué hacer cuando un niño se traga objetos pequeños

Qué hacer cuando un niño se traga objetos pequeños

103

Cuando se tiene un niño pequeño, siempre existe el riesgo de que pueda hallar algún objeto pequeño y tragárselo, lo cual podría traer riesgos para su salud.

El peligro aumenta en el caso de los preescolares: según cifras recopiladas por el Hospital de Ohio, entre 1995 y 2015 un 75% de los niños que se tragaron cosas en Estados Unidos correspondían a menores de 5 años, y un 21% de ellos tenían menos de 12 meses, informa la U. de Harvard.

Las piezas que más ingirieron fueron monedas (61,7%), partes de juguetes (10,3%), joyas (7%) y pilas (6,8%).

Las pilas y los magnetos del refrigerador son de los más peligrosos: las primeras tienen un ácido que puede quemar el revestimiento del tracto gastrointestinal, y los segundos pueden pegarse y atrapar tejido entre ellos, si es más de uno, advierte Harvard. Por estos motivos, si se los tragan, hay que llevarlos a un hospital de inmediato.

También deberías tener precaución con los objetos cortantes o puntiagudos, como agujas, alfileres, tachuelas, clavos, tornillos, palillos y ciertos tipos de aros. Si alguien ingiere algo de este tipo, la mayoría de las veces se debe realizar una extracción de urgencia antes de que puedan quedar insertados en el tubo digestivo, afirma el Hospital para Niños de Colorado.

Asimismo, intenta no dejar al alcance del niño cualquier cosa diminuta cuyo tamaño sea mayor a 1 pulgada (2,5 cm), porque hay mayor probabilidad de que quedan atascados en el esófago (el tubo que va de la boca al estómago).

En caso de que el objeto no sea una pila, imán u objeto puntiagudo, y su tamaño sea menor a 2,5 cms, el Hospital para Niños de Colorado indica que no siempre es necesario llevar al infante a urgencias, porque se puede suponer que el objeto será evacuado eventualmente.

En ese sentido, añade que hay que preocuparse cuando no bota la pieza en los próximos 3 días (72 horas) y/o si presenta síntomas como dolor de estómago o vómitos.

Y para prevenir este tipo de emergencias, Harvard también da la idea de tener un “tubo de prueba”, que son herramientas que se venden en el comercio. Cualquier objeto que pueda pasar por ahí, es demasiado pequeño como para niños menores de 5 años. Y si no tienes dinero para comprar uno, puedes usar una tubería o manguera que sea de menos de 1 pulgada de diámetro.

Fuente: http://www.biobiochile.cl